Más jóvenes latinoamericanos en las empresas

EUROsociAL+ y Fundación EU-LAC, con Unión Europea y el Ministerio del Trabajo y la Promoción del Empleo en Perú, proponen un diálogo regional para integrar trabajo y formación como vía para mejorar la empleabilidad juvenil y productividad de las empresas

Representantes de ministerios del trabajo, institutos nacionales de formación, organizaciones empresariales, sindicales y de la sociedad civil de Europa y América Latina y Caribe, así como organismos internacionales, se reunieron en Lima para reflexionar sobre cómo formular políticas de aprendizaje inclusivas y atractivas para las empresas y mejorar la empleabilidad juvenil. El seminario está organizado por el programa de la Unión Europea EUROsociAL+ y la Fundación EU-LAC, en estrecha colaboración con el Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo de Perú y con el apoyo de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y el Centro Interamericano para el Desarrollo del Conocimiento en la Formación Profesional (CINTERFOR-OIT).

Entre otros antecedentes, el seminario ha sido precedido por una convocatoria en la Unión Europea, América Latina y el Caribe, lanzada por el Programa EUROsociAL+ y la Fundación EU-LAC, que ha llevado a seleccionar 13 experiencias (entre las casi 100 presentadas) de innovación en educación y formación profesional relacionadas con el involucramiento de las empresas.

Durante el encuentro en la capital peruana la ministra de Trabajo y Promoción del Empleo, Sylvia Cáceres Pizarro, afirmó que “se necesitan respuestas en políticas públicas” para abordar el problema del desempleo juvenil e informalidad laboral, cifrando ésta última en 72% en Perú, y causante de “la invisibilidad de los trabajadores”, conllevando también desprotección, ausencia de derechos laborales “y de todo lo que podamos desplegar como esfuerzo de los países al objetivo de la cohesión social”.

De parte de la Unión Europea el embajador ante Perú, Diego Mellado, resaltó que la presencia de multinacionales en el país –que aseveró ya suman la mitad de la inversión extranjera- más los acuerdos bilaterales de libre comercio con estándares sociales, deben traducirse en que “un mercado de 510 millones de consumidores europeos pueda tener un impacto positivo en la empleabilidad y la formación de los jóvenes”.

El objetivo de promover empleos de calidad con mejores remuneraciones, para repercutir en el bienestar social, es justamente uno de los planteamientos de la educación y formación profesional. Juan Manuel Santomé, director de EUROsociAL+, explicó que “en la región el desempleo juvenil triplica la de la población adulta. Uno de cada cinco jóvenes busca trabajo y no lo encuentra”, mientras que en la Unión Europea la media ronda 15%.

“Entre las políticas más exitosas para el empleo joven están aquellas que combinan la formación en aula y en el lugar donde se desempeña la tarea en el trabajo”, contando además con “un contrato de trabajo verdadero que reconozca los derechos y deberes de los jóvenes”, indica Santomé. Además, sostiene que “los países que han desarrollado sistemas que integran formación y trabajo son los que tienen mejor resultado en empleo juvenil, y la apuesta es que haya implicación de las empresas”, que estarían incentivadas a participar cuando perciban que estos programas significan inversión para su crecimiento.

Y ese tejido empresarial está conformado principalmente por Pymes que “necesitan contar con profesionales preparados y que puedan contribuir a sus actividades, y allí la formación es un instrumento para fortalecer la competitividad birregional al tiempo que permite la inclusión social”, manifestó Paola Amadei, directora de la Fundación EU-LAC.

No obstante, no son pocos los desafíos para los países y las sociedades en general en esta materia puesto que “la educación profesional no siempre ha sido bien considerada en América Latina”, asegura Enrique Deibe, director del Centro Interamericano para el Desarrollo del Conocimiento en la Formación Profesional (OIT/Cinterfor).

A su juicio en la región “no se ha dado el reconocimiento que sí hay en Europa, en Alemania o Suecia, donde la formación profesional es bien valorada”. Y añade que debe pensarse como favorecer la inserción laboral a través de esa formación para que las empresas “puedan tener una productividad más acorde”.

Experiencias que combinan formación y trabajo

Matteo Colombo, investigador de Adapt Foundation subrayó que las 13 experiencias de educación y formación profesional seleccionadas entre los casos recibidos por la Fundación EU-LAC y el programa Eurosocial+ compartían como propósitos llamar la atención sobre soluciones novedosas para luchar en contra el desempleo e inactividad juvenil, y el desajuste de habilidades  para el mercado laboral;  y, a través de ellas, perseguía fortalecer la empleabilidad, el empleo juvenil y la inclusión y desarrollo social,  que benefician al mismo tiempo las empresas, los jóvenes y la comunidad entera.

Asimismo, la interrogante sobre la viabilidad de los modelos de aprendices fue comentada por David Rosas-Shady, del Banco Interamericano de Desarrollo. “Muy pocos países tienen programas de aprendices. Brasil y Colombia tienen y se han dado algunos pasos. Y en Perú solo 4% de las empresas usan los convenios formativos”, apunta.

En esta materia hay una serie de desafíos por abordar, de diversas índoles. Los programas pueden ser dependientes del ciclo económico, que si es contractivo pudiera desincentivar la creación de puestos de aprendices, así como de otros puestos de trabajo, en un entorno en que 90% de las empresas de la región son Pymes y debe apoyárseles para que puedan beneficiarse de estos  programas, indica Rosas-Shady.

También hay desafíos educativos que tienen que ver con la inserción laboral y empleabilidad de los jóvenes en general,, puesto que muchos terminan la educación básica sin habilidades mínimas como matemáticas o comprensión lectora; o desafíos respecto a las legislaciones laborales para incorporar los  programas de aprendices.

Otros posibles obstáculos surgen por la frecuente dificultad observada sobre todo en América Latina de disponer  de información confiable respecto a las necesidades laborales del sector productivo, o por la necesidad de fortalecer  el dialogo entre empresas, sindicatos y autoridades.

Colaboración público-privada

La labor mancomunada entre Estado y empresas es clave para el desarrollo de los programas de aprendices en países líderes en esta materia como Alemania. Al respecto Michael Axmann, investigador del OIT/CINTERFOR, expresó que “es un tema tripartito, los empleadores son responsables, pero también los sindicatos son parte de ese proceso”, fundamental para el aprendizaje de calidad.

Este elemento además es requerido para avanzar hacia una mejora en la productividad en la región, donde no ha tenido variaciones entre 1980 y 2010, “mientras que en Asia ha crecido cuatro veces”, destaca Axmann. Por ello señala que “el desempleo juvenil en América Latina, calculado en 18%, es un reto para nosotros”.

Más jóvenes en las empresas

El seminario quiere ser un espacio de debate de estas experiencias, pero a la vez pretende avanzar en el tema específico de la implicación de las empresas – en una lógica de beneficios y mejoras de la productividad – en las estrategias para la empleabilidad juvenil basadas en la integración entre trabajo (con contrato formal) y formación, tanto en el lugar donde se desempeña el empleo como en centros educativos. Cuáles son las claves de éxito en estas experiencias, cómo transformarlas en canales de inclusión social o hacerlas sostenibles, garantizar derechos laborales, mejorar la empleabilidad juvenil y a la vez la productividad y competitividad de las empresas, son algunas de las principales cuestiones que se han abordado en este encuentro.

A partir de 2013 la Fundación EU-LAC empezó a desarrollar actividades relacionadas con la Educación y Formación Profesional, como un instrumento para fortalecer la competitividad birregional, al tiempo que permite la inclusión social. A partir de 2018, la Fundación EU-LAC y el Programa EUROsociAL+ comenzaron a trabajar juntos en esta perspectiva, con la vocación de crear puentes entre gobiernos, sociedad civil, e instituciones grandes y pequeñas. Ambas iniciativas han editado conjuntamente una publicación que aborda la empleabilidad de la juventud en Europa y América Latina y el Caribe: ¿Cómo genera la empleabilidad para la juventud?

GALERÍA DE IMÁGENES:  

Visita la galería de fotos del evento en la cuenta de EUROsociAL+ en flickr: https://www.flickr.com/photos/eurosocial-ii/albums/72157707687138435

EUROsociAL+ / Fundación EU-LAC / Ministerio del Trabajo, Perú / UE en Perú