Las mujeres son más vulnerables ante los estragos de la corrupción

Representantes de instituciones y de la sociedad civil de América Latina debaten, en el marco de EUROsociAL+ y del Civil 20, sobre los impactos diferenciados de la corrupción en mujeres y niñas, al tiempo que estudian las estrategias para revertirlos

La corrupción es uno de los mayores desafíos a los que se enfrentan los países de América Latina. Erosiona los recursos disponibles para el desarrollo, afectando de forma particular a los más desfavorecidos, y tiene efectos devastadores sobre la confianza en las instituciones públicas, la confianza interpersonal y la legitimidad del sistema democrático en su conjunto.

Las mujeres se encuentran especialmente expuestas a los impactos de la corrupción por la feminización de la pobreza y por las asimetrías de poder político y económico que sufren frente a los hombres.

Con el objetivo de fomentar la coordinación entre las políticas anticorrupción y de género, tuvo lugar en Buenos Aires un encuentro organizado por EUROsociAL +, con el apoyo de Transparencia Internacional (TI) y en el marco de Civil 20 (C20), uno de los siete Grupos de Afinidad del G20 específico para que la sociedad civil pueda contribuir de manera estructurada y sostenida al G20.

Durante las diferentes sesiones se consolidó un marco conceptual y se identificaron cinco problemáticas de la corrupción que tienen especiales consecuencias para las mujeres: 1) La trata de mujeres y niñas permitida o facilitada por funcionarios públicos; 2) la extorsión sexual y otros pagos que las mujeres deben hacer para acceder a servicios públicos; 3) la corrupción asociada a los programas sociales claves para la mujer; 4) los obstáculos para el emprendimiento económico de la mujer; y 5) la participación política de la mujer (incluyendo la violencia política contra mujeres que denuncian la corrupción, el clientelismo político y la compra de votos de mujeres en situación de pobreza).

Sobre el debate de estas problemáticas, se exploraron vías de solución y de dialogo tanto a nivel nacional e internacional, como entre sociedad civil y sector público, y se presentaron propuestas concretas de avance en la discusión y respuestas que se plasman en el documento de recomendaciones adjunto (link).

Al encuentro asistieron cerca de 30 integrantes de instituciones del Estado de los ministerios públicos fiscales de Argentina, Brasil, Perú y Guatemala (representando además al área de género de la Asociación Iberoamericana de Ministerios Púbicos-AIAMP), la Oficina Anticorrupción del Ministerio de Justicia de la Nación de Argentina, el Poder Judicial de Perú y la Secretaría de Transparencia de la Presidencia de la República de Colombia. Por parte de la sociedad civil participaron los capítulos de Transparencia Internacional de Argentina, Venezuela, El Salvador, Perú, Chile, Colombia y Guatemala, así como el Observatorio de Defensoras de Derechos Humanos de las Mujeres para el Mujeres20 y Mujeres en Igualdad.

Esta cita contó con la presencia de la Embajadora de la Unión Europea, Aude Maio-Coliche; la Presidenta de Transparencia Internacional, Delia Ferreira; la Directora Regional para las Américas y el Caribe, ONUMujeres, Luiza Carvahlo; la procuradora fiscal de Argentina ante la Corte Suprema, Laura Monti; la titular de la Unidad de Derechos de la Mujer de la Dirección de Derechos Humanos y Temas de Género de la Cancillería de Argentina, María Luisa Martino; la subsecretaria del Instituto Nacional de las Mujeres, Silvia Lommi; y la coordinadora del Observatorio de Defensoras de Derechos Humanos de las Mujeres para el Mujeres20, Mabel Bianco.

La actividad forma parte de una acción de EUROsociAL+ denominada ‘Diálogo anticorrupción y género: un análisis de la dimensión de género en la lucha contra la corrupción en América Latina’, liderada por el Área de Gobernanza Democrática que gestiona la FIIAPP, con la colaboración del Área de Género, de Expertise France.

Leer recomendaciones

Área de políticas de gobernanza democrática. Democratic governance area / EUROsociAL+