Garantizar la protección de niñas, niños y adolescentes afectados por los flujos migratorios en América Latina

El Ministerio de Derechos Humanos de Brasil y el Programa EUROsociAL+ trabajan en la construcción de un protocolo de actuación que proteja a menores y jóvenes migrantes no acompañados que entren en territorio brasileño

Dewy Salazar e Mileidys Arzola, ambas de 13 años, y Jhosep Navarro e Jesus Daniel, ambos de 14 años, llevan una vida como todo adolescente. Tienen su grupo de amigos y amigas en el barrio y van a la escuela. La diferencia es que no han tenido elección. La familia de los cuatro adolescentes cambió Venezuela por Brasil en busca de una vida mejor. En total, 14 adolescentes participaron en un seminario internacional en Brasilia para compartir su situación y que su experiencia vital formara parte de la discusión sobre formas de acogida para minimizar el impacto de la migración en niñas, niños y adolescentes.

La realidad migratoria en América Latina fue el tema central del Seminario Internacional de Niñez y Adolescencia Migrante, recientemente promovido en la capital brasileña por el Ministerio de Derechos Humanos (MDH) de Brasil. El objetivo del evento fue levantar buenas prácticas en la protección de los derechos de los niñas, niños y adolescentes como colectivo más afectado por los flujos migratorios que se están dando en la región. “Es una cuestión humanitaria resultante de la migración forzosa por motivos de supervivencia. Tenemos que garantizar el acceso a la educación y a toda la red de protección social”, destacó el secretario nacional de los Derechos de la Niñez y la Adolescencia del MDH, Luís Carlos Martins Alves.

En la actualidad, la Unión Europea y la secretaría de Derechos de la Niñez y la Adolescencia brasileña (MDH) trabajan conjuntamente, a través del Programa EUROsociAL+, en la construcción de un protocolo para la atención de niñas, niños y adolescentes migrantes no acompañados. EUROsociAL facilita expertise europeo y latinoamericano sobre migración y menores como insumos para este marco de acción. De ahí que la experta Patricia Hernández, gerente del Patronato de la Infancia de Costa Rica, y el experto italiano Vincenzo Castelli, también compartieran sus conocimientos en el seminario.

Junto al Ministerio de Derechos Humanos de Brasil y el Programa EUROsociAL+, un amplio número de instituciones y entidades mostraron su implicación en dar soluciones basadas en los derechos humanos, como la Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura (OEI) y Aldeas Infantiles, co-organizadores del evento. Además, también participaron en el intercambio el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), el Instituto de Políticas Públicas de Derechos Humanos del Mercosur y más de 80 representantes de instituciones de gobierno y organizaciones de Brasil, quienes coincidieron en que niñas, niños y adolescentes precisan ser tratados y atendidos de manera prioritaria como ciudadanos, más allá de su condición de migrantes.

EUROsociAL+ / Ministerio de Derechos Humanos de Brasil / Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura (OEI)